Diferencias entre seguro de vida colectivo e individual

Seguro que ya sabes que con un seguro de vida, garantizamos a los beneficiarios un cobro de una cantidad específica de dinero en caso de fallecimiento de la persona asegurada. 

Por otro lado, también se garantiza la misma cantidad de dinero para el propio asegurado en caso de que la Seguridad Social le conceda una invalidez, normalmente la permanente y absoluta. Esta invalidez es la que incapacita a la persona para llevar a cabo cualquier trabajo.

Pero, ¿sabes qué diferencias hay entre un seguro de vida individual y un seguro de vida colectivo? Desde Perea Grup, ¡te lo explicamos! 

Seguro de vida individual: Definición 

Ejemplo de seguro de vida individual

El seguro de vida individual, como hemos comentado, se trata de un seguro que pagará una cantidad de dinero también asegurada a los beneficiarios en caso en que la persona asegurada muera. Por otro lado, posiblemente y si esta ampliación está contratada, también se pagará al asegurado cuando sufra una enfermedad grave o tenga una incapacidad reconocida por la Seguridad Social.  

Características del seguro de vida individual

Si te preguntas sobre el coste de la póliza, tienes que saber que el precio está determinado por lo siguiente: 

  • El estado de salud del asegurado
  • Por la edad
  • El valor asegurado, es decir, el importe de indemnización que queremos percibir.
  • El nivel de cobertura contratada (las garantías)
  • Las diferentes actividades profesionales y recreativas que realiza el asegurado

Te puede interesar ≫ ¿Qué garantías ofrece un seguro de vida?

¿Qué es el seguro colectivo de vida obligatorio?

Como dice el nombre, el seguro colectivo es un seguro en el cual diferentes personas están aseguradas en una misma póliza. Este tipo de seguro es muy común en empresas y organismos.

Fiscalidad seguros de vida colectivos 

Contratar un seguro de vida colectivo tiene un atractivo de fiscalidad:

  • Las pólizas se encuentran integradas en el Impuesto de Sociedades de la misma empresa, ya que se tiene que hacer de manera obligatoria a los empleados asegurados. De esta manera, la prima se considera un rendimiento del trabajo. 
  • Sin dejar de banda la tributación de las indemnizaciones, si el beneficiario y el asegurado son la misma persona, se debería tributar por el IRPF. Y en caso de fallecimiento, los beneficiarios serán quienes deban tributar por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Seguro de vida colectivo: Ley de contrato de trabajo

La Ley de Contrato de Trabajo obliga a los empleadores a abonar una indemnización cuando un empleado fallece o cuando un empleado, a causa de un accidente o enfermedad grave queda incapacitado para trabajar. De esta manera, el empleador cubre así, todas las obligaciones que determina la ley.

Hay que tener en cuenta que en este caso, el beneficiario es el empleador, quien podrá indemnizar todo. 

Diferencias entre seguro de vida individual y seguro de vida colectivo

Después de toda la información, vamos a aclarar dónde están exactamente las principales diferencias entre el seguro de vida individual y colectivo. Principalmente, estas son las ventajas que tiene el seguro de vida colectivo frente al individual: 

  • Prima más baja, al ser un riesgo colectivo, se ha calculado que la prima para asegurar el mismo riesgo es en torno a un 20% más baja.
  • Fiscalidad, la empresa puede deducirse íntegramente la prima pagada en el impuesto de sociedades.

Hay una característica que debe tenerse muy en cuenta:

  • La fiscalidad de la prestación: mientras en las pólizas individuales el beneficiario tributará por la base del ahorro del IRPF (entre el 19% y el 23%), las pólizas colectivas tributarán por rendimiento del trabajo en el IRPF (pudiendo llegar al 50% de tributación a partir de ciertas cantidades).

Recuerda que desde Perea Grup te asesoramos sobre los riesgos más importantes para que puedas seleccionar el mejor seguro de vida para ti y las personas más importantes. No dudes en contactarnos a través de nuestra página web o mediante nuestro correo electrónico info@pereagrup.com

 

¿Cubren los seguros las catástrofes naturales?

Cuando han sucedido catástrofes naturales, tal vez te has preguntado si los seguros cubren los destrozos ocasionados, si las personas afectadas se quedan sin nada o si reciben algún tipo de indemnización por parte de sus compañías aseguradoras. Hoy te queremos aclarar estas dudas. 

Si hace poco os hablamos de los seguros ciberriesgo, hoy, desde Perea Grup, queremos hablaros sobre qué cubren los seguros cuando hay catástrofes naturales. 

Cada vez parece más habitual ver noticias sobre catástrofes naturales, no por ello nos acostumbramos a estas situaciones tan difíciles que pueden afectar a tantas familias o negocios. 

Qué son los desastres naturales: Ejemplos

Un desastre natural es aquel evento catastrófico que es causado por la propia naturaleza. La gravedad de este evento, siempre se mide por las pérdidas económicas, las pérdidas de vidas humanas y la capacidad de construcción. 

Estos tipos de eventos cuando se producen en zonas desiertas o despobladas, no son considerados como desastres naturales.

Tipos de catástrofes naturales en España

Como ya sabrás, existen muchas catástrofes naturales, desde impactos de meteoros, aludes o avalanchas, huracanes, ciclones o tifones, hasta grandes incendios, terremotos y temblores, contaminación radiactiva, inundaciones, tornados, pandemias y erupciones volcánicas. 

¿Pero qué tipos de catástrofes naturales son más propensas de ocurrir en España? Seguro que, como todo ser humano, piensas que donde estás, no pasará absolutamente nada, que en España no pueden pasar grandes catástrofes naturales. Solo tenemos que fijarnos en el suceso del volcán de La Palma, una gran catástrofe natural que ha afectado parcialmente a  la población de la isla, que tristemente, lo ha perdido todo.

Entonces, en España, ¿puede suceder cualquier evento catastrófico? Con el cambio climático, todo está por ver, sin embargo, principalmente, tenemos más riesgo de tener grandes incendios, , fuertes lluvias y vientos, granizadas, terremotos y erupciones volcánicas. 

Ahora viene la gran pregunta, ¿los  seguros cubren catástrofes naturales?       

¿Los seguros cubren catástrofes naturales?        

Al contratar cualquier seguro, estamos garantizando que la compañía aseguradora correrá con los gastos en caso de siniestro. Sin embargo, en acontecimientos extraordinarios, las aseguradoras se quedan cortas y no pueden enfrentarse a algunas indemnizaciones. 

De esta manera, en España, en casos de catástrofes naturales, no son las aseguradoras privadas quienes indemnizan en el proceso de recuperación, sino que es el Consorcio de Compensación de Seguros el que se encarga de responder las peticiones de las personas afectadas siempre y cuando estas tengan contratado un seguro.

Cobertura de riesgos extraordinarios por Consorcio Compensación Seguros 

Te estarás preguntando qué es el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Este depende del Ministerio de Economía y Empresa, es por eso que es considerado un ente público. 

Sin embargo, las indemnizaciones provienen de las pólizas privadas de los asegurados. ¿Y esto qué quiere decir? Pues seguro que no tenías conocimiento de esto, pero en la mayoría de las pólizas que se pagan, existe una parte destinada a ello. Este cargo es destinado a un fondo común para hacer frente a  situaciones extremas. 

De esta manera, con los rendimientos financieros del Consorcio y con este dinero, éste paga, de forma eficiente y organizada, la cantidad correspondiente de los siniestros considerados extraordinarios. 

¿En qué situaciones extremas opera el CCS?

Estas situaciones son muy variadas, pero las más comunes son aquellos fenómenos naturales como fuertes vendavales, inundaciones, terremotos, erupciones… Y aquellas catástrofes que son causadas por el hombre, como tumultos o atentados terroristas. 

En los últimos años el consorcio ha indemnizado en España, los daños causados por el terremoto en Lorca, las inundaciones provocadas por el temporal Glòria o los daños producidos por la erupción en La Palma, entre otros.

Tienes que presentar el parte a la correduría de seguros para que lo tramiten con el Consorcio. 

¿Qué seguro debo tener para que el CCS me indemnice los daños en comercio, taller, vivienda o industria u oficina?

Seguro que si pasara alguna desgracia, querrías tenerlo todo asegurado. Si es así, tu póliza tiene que estar al corriente de pago y cubrir los riesgos consorciables. Te recomendamos de entrada que revises tus pólizas y las tengas actualizadas tanto en coberturas como en capitales para que en un futuro no tengas problemas en caso de siniestralidad. Si tienes alguna duda te recomendamos que contactes con tu correduría de seguros. 

Recuerda que desde Perea Grup, te asesoramos sobre las mejores compañías para poder seleccionar el mejor seguro para ti, no dudes en contactar con nosotros.

Cuáles son las enfermedades graves reconocidas por algunos seguros

En el artículo de hoy, desde Perea Grup, queremos hablaros sobre el seguro de enfermedades graves, si quieres saber qué es y cómo funciona, sigue leyendo.

Enfermedades graves: definición

Una enfermedad grave, como su nombre indica, es aquella que supone un alto riesgo  para la salud de una persona, ya sea debido a los síntomas o a su alcance. Además, al ser una enfermedad grave, requiere una atención médica urgente y específica.

En el momento en que alguien es diagnosticado de una enfermedad tipificada como grave, lo primero que necesitamos saber es si podremos tener un buen tratamiento o si podremos hablar con los mejores médicos especializados. 

El principal motivo de tener cubiertas las enfermedades graves en un seguro es para disponer de más tranquilidad y para que la economía familiar no se vea afectada. A continuación vamos a ver los tipos de enfermedades graves que entran en las pólizas y cómo puedes contratarla. 

Tipos de enfermedades graves

Cuando se habla de enfermedades graves  lo primero que nos viene a la cabeza es el cáncer, pero hay muchas más que son iguales o más serias. A efectos de seguro, es importante formularnos la siguiente pregunta, ¿qué tipo de enfermedades son consideradas como “graves”?

Enfermedades como el infarto de miocardio, la insuficiencia renal, un accidente cerebrovascular, la trombosis o cualquier tipo de cáncer, son las que socialmente son consideradas como enfermedades graves. Pero, ¿cuáles son las que cubren los seguros? 

5 Enfermedades graves comunes que cubren los seguros de vida 

Siempre es necesario revisar las condiciones generales establecidas en la póliza de seguro para saber qué tipo de enfermedades cubre el seguro de vida contratado. Es importante tener en cuenta que no todas las enfermedades están consideradas como enfermedad grave. 

De esta manera, hay que saber que cada compañía de seguros tiene sus enfermedades graves tipificadas, y que, aunque estas suelen coincidir, siempre es importante consultar con tu corredor de seguros, para asegurarte cuáles están tipificadas en cada contrato.

1. Cáncer

El cáncer es una enfermedad que puede desarrollarse en cualquier parte del cuerpo. Esta enfermedad es debida a un crecimiento incontrolado de las células que sobrepasan el número de células normales. Esto hace que el cuerpo no pueda funcionar correctamente. 

Actualmente, hay muchos tratamientos que pueden ser exitosos para la cura de esta enfermedad. Aun así, siempre dependerá del tipo de cáncer y dónde esté situado. 

2. Infarto de miocardio

Esta enfermedad es un tipo de Cardiopatía Isquémica, esto significa que es provocada por una obstrucción y un deterioro de las arterías del corazón. Este deterioro es producido por acumulación de lípidos, por placas de colesterol y por células inflamatorias en las paredes de las arterias, afectando directamente al corazón y a la sangre que recibe. 

El daño de esta enfermedad es irreversible, ya que las células de la zona mueren debido a la falta de riego sanguíneo. 

3. Trombosis 

La trombosis es un trastorno que forma coágulos o trombos en el sistema circulatorio de la persona afectada. Estos trombos pueden ser venosos o arteriales. 

Muchas enfermedades graves pueden ser causadas por este fenómeno, ya que puede afectar a cualquier órgano y a la circulación general. También implica una falta de circulación grave que puede crear un infarto cerebral, una trombosis venosa, una embolia pulmonar o un infarto miocardio. 

De esta manera, en estos casos, es importante someterse a un estudio profundo para encontrar el tratamiento más eficaz. Gracias a los seguros y a la indemnización que ofrecen, puedes encontrar a médicos especializados que pueden ayudarte a encontrar el mejor tratamiento para ti. 

4. Accidente cerebrovascular

Un accidente cerebrovascular pasa cuando la sangre de una parte del cerebro se detiene por completo, también se denomina como un ataque cerebral. 

Si el flujo sanguíneo se detiene, el cerebro no recibe ni oxígeno ni nutrientes. De esta manera, las células pueden morir y causar así, un daño permanente. 

En otras palabras, se podría entender como un sangrado dentro de la cabeza con consecuencias muy graves. 

5. Insuficiencia Renal Crónica 

Esta enfermedad es un deterioro de la función renal. Los riñones, con el paso del tiempo, van perdiendo su capacidad para controlar el volumen de agua del cuerpo y para eliminar toxinas. 

Cuando los riñones pierden totalmente su funcionalidad, estos dejan de producir hormonas que son importantes para regular la tensión arterial y para estimular tanto la producción de los glóbulos rojos como la absorción de calcio. 

Las enfermedades graves ¿Cómo funciona esta cobertura? 

Lo primero que hay que saber es que este tipo de seguros son una rama de seguro dentro de los seguros personales. Además, hay seguros específicos de enfermedades graves pero también existen pólizas de vida riesgo que incorporan esta cobertura como cobertura adicional.

De esta manera, lo que dice y ampara esta cobertura, sea por póliza específica o sea dentro de otra póliza, es que en el caso que seas diagnosticado de una enfermedad grave, de las especificadas en el condicionado general, la compañía te indemnizará el importe asegurado. Este importe se pacta entre las dos partes y se hace efectivo de las siguientes maneras:

  1. Si la póliza que tienes contratada es específica para enfermedades graves, se te indemnizará el importe íntegro.
  2. En cambio, si la cobertura está dentro de una póliza de vida riesgo, existen dos modalidades de contratación que debes conocer: 
  • La primera dice que esta cobertura es un anticipo del capital general de la póliza de vida. Lo que significa que la aseguradora te adelanta  un importe y luego lo reduce del capital que deberá indemnizar en el caso de defunción.
  • La segunda modalidad, garantiza esta cobertura, como lo hace una póliza de enfermedad grave, es decir,  como capital adicional.

Un ejemplo para diferenciar estas dos modalidades es que si tienes asegurado 100.000 euros de capital de fallecimiento y 40.000 euros de capital de enfermedades graves, y por desgracia, te diagnostican una enfermedad grave, con la primera modalidad cobrarás 40.000 euros y si falleces, el montante a indemnizar será la diferencia, 60.000€.

En cambio en la segunda modalidad, el montante a indemnizar cuando seas diagnosticado será de 40.000€ pero en el momento del fallecimiento, la aseguradora deberá indemnizar igualmente los 100.000€

De esta manera, el seguro de enfermedades graves, nos permite centrarnos en lo más importante: tratar de recuperarnos sin preocuparnos por el dinero.

Desde Perea Grup, te asesoramos sobre las mejores compañías para poder seleccionar el mejor seguro de enfermedades graves para ti y para las personas más importantes que te rodean. No dudes en contactarnos a través de nuestra página web o mediante nuestro correo electrónico info@pereagrup.com.

Cómo evitar robos en casa en estas fiestas

Muchos de los robos se producen durante las fiestas, como es la Navidad. Si estas fiestas quieres proteger tu hogar de posibles robos, en el artículo de hoy, desde Perea Grup, te explicamos cómo. 

10 Medidas de seguridad para evitar robos en casa

1. No dejes las puertas y las ventanas mal cerradas

Es importante siempre dejar cerradas las puertas y las ventanas de tu hogar, esto no quiere decir cerrarlo todo con el simple resbalón, ¡Ya que así sí que pueden entrar fácilmente! Los profesionales, siempre recomiendan tener dos puntos de cierre como mínimo. Y no vale manifestar “solo voy a pasar un día fuera” o “voy a ir a hacer la compra”.  Otra recomendación es tener una puerta blindada o reforzar la bisagra con pivotes de acero o ángulos metálicos que impidan hacer palanca. Incluir mirillas panorámicas en la puerta siempre es una buena opción. 

2. Ten cuidado con el juego de llaves extra

Esconder las llaves en el buzón, macetas, cajas de contadores… ¿Te suena? Es muy común esconder este juego de llaves cerca de la puerta para situaciones de emergencia, pero es un escondite muy fácil de localizar por los ladrones. 

3. No bajes del todo las persianas cuando no estés 

Cerrar las persianas del todo da un signo de ausencia. Es por eso que siempre se ha recomendado, desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, no bajar nunca del todo las persianas. 

4. Deja ropa tendida en ausencias cortas

Establecer pautas sencillas para aparentar normalidad es esencial, es por eso que es recomendable dejar ropa tendida si vas a estar fuera pocos días. Sin embargo, si te vas muchos días, es mejor no dejarla, ya que es una clara señal de ausencia. 

5. No desconectes la electricidad del todo

Desconectas del todo la electricidad  porque te vas de vacaciones y piensas que es la mejor opción. Decirte que es un gran error, tienes que tener en cuenta que si pican para saber si estás y no suena el timbre, es una señal obvia de ausencia en el hogar.

6. No dejes cosas de valor a la vista

No dejes a la vista objetos como: Dinero, joyas, llaves, claves de tarjetas, códigos de banca, aparatos tecnológicos costosos… Todo esto no tendría que estar a la vista, una buena idea sería utilizar una caja fuerte. 

7. Realiza un inventario

Elaborar un inventario sobre los dispositivos y aparatos electrónicos es muy buena opción, tendrás que especificar el modelo y la marca. También es recomendable hacerlo con otros productos como productos de mucho valor. Además, si haces fotografías de todos estos productos que están en el inventario, se te hará más fácil presentar una denuncia. 

8. No difundas tus vacaciones 

Comentas tus vacaciones con tus compañeros de trabajo, con tus amigos y con los amigos de tus amigos. También se lo comentas al pintor y a la vecina del tercer piso, y también lo dices por redes sociales. Hacer todo esto da demasiadas pistas a los ladrones sobre la ausencia del hogar, intenta no hacerlo o no especificar la ubicación cuando publiques cosas en tus perfiles digitales. 

9. Pide que se vigile tu hogar con frecuencia

Si en tu hogar hay ausencias prolongadas, es recomendable pedirle a un vecino de confianza o a algún familiar, que vigile tu hogar con frecuencia. Con esto, podrás evitar acumular muchas cartas en el buzón, o dar señales de vida de vez en cuando encendiendo alguna luz o cambiando el movimiento de las persianas. Todo esto dará una sensación de normalidad. 

10. Contrata un seguro de hogar

Es de suma importancia que contrates una póliza de seguro de hogar para poder sentirte seguro mientras estás fuera y también en tu día a día. ¿Quieres saber qué te cubre el seguro? ¡Sigue leyendo!

Me han robado en casa, ¿qué cubre el seguro?

Las pólizas de seguro cubren entre otros capitales, un capital de mobiliario, que es lo que llamamos contenido. Esta partida asegura todos los muebles y electrodomésticos. También cubre los objetos personales como las joyas, la ropa o los objetos de valor. 

Dicho de otra manera, es todo aquello que se caería si le pudieses dar la vuelta a tu hogar, como si de una caja abierta se tratase. Dentro de este capital, aparte de todo lo que ya hemos comentado, hay una partida específica para joyas y una partida específica de objetos de valor. 

Teniendo en cuenta lo anterior, una de las cosas que tiene en cuenta la compañía de seguros cuando se hace el seguro, es que esta partida se tiene que cuantificar en valor 100%. Esto quiere decir que tu no puedes asegurar  20.000 euros en mobiliarios y que después el valor de esta partida sea de unos 40.000. Si esto pasa, en el momento del siniestro la aseguradora, te pedirá que actualices tu seguro, y además sólo te pagará en proporción a lo que hayas declarado en el seguro. 

Sobre la garantía de robo incluida en la póliza, tienes que tener en cuenta que hay limitaciones en las diferentes pólizas sobre esta cobertura. De esta manera, tendrás que analizar el contrato con la compañía y ver las excepciones. Para ayudarte y hacerlo por ti, puedes contar con nosotros como tu correduría de seguros

Han entrado a robar en mi casa ¿Qué debo hacer?

Si ves que han entrado en tu casa, lo primero que debes hacer es llamar a la policía o cuerpo de seguridad. Es muy recomendable que no toques nada del interior, ya que podrías destruir algunas de las pruebas. Cuando formules la denuncia, es importante que aportes una relación de los objetos que te han sido robados, y que en la medida de lo posible indiques también el valor.

Una vez tengas la denuncia, o incluso antes de presentarla, puedes contactar con nosotros y comunicaremos el siniestro a la aseguradora. Nuestro departamento de siniestros necesitará, además de la denuncia, acreditativos de los objetos robados como fotografías o facturas. Una vez disponga de toda la documentación e información  te ayudará en todo el proceso del siniestro. 

¿Quieres disfrutar de unas vacaciones con tranquilidad y no preocuparte por posibles robos en casa? Desde Perea Grup contamos con compañías de confianza con los mejores seguros de hogar y además, podemos ayudarte en todo el proceso del siniestro, contacta con nosotros.  

Quiero cancelar mi seguro, ¿qué tengo que hacer?

Es hora de cancelar tu seguro, pero te surgen mil preguntas de cómo hacerlo correctamente. Por eso, en el artículo de hoy, desde Perea Grup, queremos hablaros sobre la cancelación de un seguro. 

Qué tengo que saber antes de cancelar un seguro

Lo más importante es saber por qué motivo quieres anular tu seguro. Todos los seguros tienen la fecha de efecto, que es la fecha en la que se formalizó el seguro, y la fecha de vencimiento, que es la fecha en la que se renueva el contrato. 

Normalmente los seguros son anualmente renovables, aunque también existen seguros temporales o de prima única, que solo se pagan una vez.  La gran mayoría de los seguros se renuevan anualmente. Es decir, los seguros tienen una fecha de renovación o vencimiento que es la fecha por la cual se prorroga automáticamente el contrato si ninguna de las dos partes (ni la compañía ni el cliente) se opone. 

De esta manera, si quieres cancelar tu seguro es de suma importancia conocer la fecha de vencimiento, ya que la ley dice que en la mayoría de casos el cliente tiene que comunicar, con un mes de antelación, la anulación. De esta manera, 30 días antes del vencimiento de la póliza, tienes que  mandar un escrito a la compañía acompañada con la documentación de identificación a través de una carta firmada, para comunicar a la aseguradora que no quieres prorrogar el contrato del seguro.

Desaparición del riesgo

En la mayoría de casos es importante que se respete esta fecha de vencimiento, pero si por ejemplo la cancelación se debe a que ya no tienes ese bien que necesitaba el seguro, no hace falta cancelarlo con un mes de antelación, sino que se puede anular la póliza por desaparición del riesgo. Para poder hacerlo, se tiene que acreditar la desaparición. ¿Cómo se acredita? Por ejemplo con una escritura de compra venta de un inmueble, con un documento de baja de vehículo, con un cambio de nombre de un vehículo, etc. 

Como te puede ayudar la correduría con la cancelación de tu póliza de seguro?

Cada aseguradora tiene, dentro de su manual de suscripción, las maneras de cancelar el seguro en caso de extinción del riesgo. Entonces, como cliente, tienes que hablar con tu corredor de seguros para explicarle la situación.

¿Y qué hacemos nosotros como corredores de seguros? Te ayudaremos a saber la documentación que se necesita para anular un seguro y te acompañaremos en todo el proceso. 

Una pregunta que nos hacéis mucho, es si la compañía aseguradora devuelve el dinero.  En la mayoría de casos la respuesta es NO, no se devuelve el dinero. 

Sin embargo, a veces se da el caso, ya que las compañías de seguros tienen diferentes criterios para decidirlo, como:

  • La importancia que tiene el cliente para la compañía. 
  • El número de pólizas que tiene el cliente.
  • El tipo de seguro que tiene contratado el cliente.

Aun así, lo que hacen la mayoría de aseguradoras es paralizar la póliza, y dejarla durante un tiempo en stand-by para poder aprovecharla para otro seguro de las mismas características. 

Si quieres saber si te pueden devolver el dinero, tienes que hablar con un corredor de seguros, como nosotros, ya que podremos decirte si te lo pueden devolver y cuáles son las políticas de la compañía. 

Algo que sí que puedes hacer normalmente es lo que llamamos reemplazar el seguro, es decir, utilizar el seguro actual para otro seguro de las mismas características sobre otro bien (un nuevo coche, una nueva casa…).

Cartas de cancelación

Los corredores de seguros tenemos un modelo de carta de cancelación que recoge la información esencial que la compañía de seguros requiere. Además es importante acompañarla de documentación esencial. Si eres una persona física, se necesita el DNI y ver que la signatura coincide exactamente con la de la carta. Si eres una comunidad de propietarios, la carta tiene que estar firmada por el presidente, tiene que haber una copia de su DNI, y el acta de la comunidad de propietarios de la última reunión donde se designó el presidente como tal.

Si eres una persona jurídica, tienes que hacer que firme la carta uno de los representantes de la sociedad, aportar una fotocopia de su DNI, sellar la carta y aportar fotocopia del CIP de la sociedad.

La ley dice que la carta de anulación se tiene que comunicar de forma fehaciente a la compañía. De forma fehaciente normalmente es de forma certificada por correo postal, o por fax. Actualmente por correo electrónico también puede servir aunque no esté acreditado como fehaciente, normalmente las aseguradoras lo aceptan. 

La importancia de la prueba fehaciente

Si te decides por entregar la carta de forma física, es importante que siempre pidas una fotocopia sellada con el día que pediste la anulación. Lo importante es que te quedes una prueba fehaciente para que puedas demostrar que lo hiciste de manera correcta. Si no lo puedes acreditar, la compañía te podría reclamar el pago de la renovación del seguro. 

Ahora ya lo sabes todo sobre la cancelación de seguros y puedes ver que contar con un corredor de seguros siempre es la mejor opción. Contacta con nosotros y descubre más sobre el mundo de los seguros.

Tengo humedad en casa, ¿qué tengo que hacer

¿Tienes humedad en casa? Sabemos la frustración e incertidumbre que esto genera. Seguro que piensas lo peor, pero en realidad, cuando tienes a tu lado una correduría de seguros como Perea Grup, encuentras la tranquilidad. 

¿Qué hacer si tengo humedad en casa?

Lo primero que haces cuando ves humedad en tu casa es preocuparte y después, enfadarte por si ha sido el vecino de arriba. Pues de eso se trata el primer paso, ¡saber el origen!

Aun así, lo primero que deberías de hacer es llamar a tu corredor de seguros. Cuando nos llaman nuestros clientes por estos tipos de problemas, lo primero que les hacemos son dos preguntas:  ¿Dónde están situados los daños? ¿De dónde provienen?

¿Por qué crees que preguntamos esto? Cuando se habla de siniestro es importante saber la diferencia entre lo que es el daño (la humedad) y el origen (de dónde proviene). Porque es de suma importancia que antes de todo, se localice el origen del siniestros, es decir, el origen de la humedad. 

¿De dónde puede venir la humedad?

En una vivienda, la humedad puede venir de los bajantes o montantes. Si este fuera el caso, que no cunda el pánico. Lo primero que deberías hacer es avisar a la comunidad de vecinos sobre los daños y esta se debería encargar de arreglar el origen para que la aseguradora pueda atender los daños y los pueda reclamar a la comunidad. 

También podría venir de una tubería que pertenezca a una vivienda de la planta superior. En este caso, el propietario o inquilino de este piso o vivienda sería quien tiene que reparar el origen de la tubería privativa para que la aseguradora, como en el caso anterior, pueda atender los daños y reclamar contra este piso.

También existe la posibilidad de que la causante de la humedad sea una tubería de nuestra casa o vivienda. En este caso,  será la aseguradora que tengamos contratada quien se haga cargo de los daños y arregle la tubería para evitar daños superiores.

¿Qué pide la aseguradora para poder intervenir?

Para atender cualquier siniestro, la compañía aseguradora exige que el origen que lo ha causado este reparado, tenga o no cobertura por la póliza. De esta manera, si es de la comunidad u otro piso, las personas responsables tendrían que arreglar el origen por su seguro o a nivel particular. 

Una vez el origen esté arreglado, es hora de avisar a la aseguradora para así arreglar los daños. ¿Y estos daños quién los cubre? Pues los cubrirá nuestro propio seguro y serán reclamados contra el causante. 

Es por eso que cuando nos llames, tendrás que darnos información de quién es el causante: Su nombre completo, DNI, número de póliza y nombre de la compañía del seguro. Si el causante es la comunidad de propietarios o una persona jurídica, necesitaremos el nombre de la empresa o comunidad, el CIF, la compañía aseguradora y el número de póliza donde estén asegurados. En todos los casos nos hará falta también un número de teléfono de contacto del causante.

Daños estéticos

Una vez reparado el origen y atendidos los daños, nos podríamos encontrar con que han quedado en nuestra vivienda daños estéticos. ¿Qué son estos daños estéticos? Como dice la palabra, son problemas físicos que ha causado la humedad y que pueden producirse por la imposibilidad de encontrar materiales iguales, o bien por las diferencias visuales entre las zonas recientemente reparadas y las que no resultaron dañadas por el siniestro.

Por ejemplo, la pintura de la pared se ha podido ver afectada y aunque intentes pintarla, la diferencia será visible. Es aquí, cuando puedes acudir a la garantía de daños estéticos. Lo que hace esta garantía es restaurar la unidad estética de todo el sitio afectado. 

Eso sí, hay un límite de póliza que normalmente está entre los 1.500 euros y los 3.000 euros. Además, estos daños normalmente se indemnizarán con base en una factura.

En caso que quieras reclamar este tipo de daños a la aseguradora, lo primero que tendrás que hacer es enviar a la compañía un presupuesto de lo que costará pintarlo. Una vez la compañía lo autorice, tendrás que hacer frente a esta reparación y una vez reparado, la compañía te abonará la factura. 

Reparadores de confianza

A nuestro parecer, a pesar de que es un servicio incluido en póliza, es recomendable no utilizar los reparadores que vienen con la aseguradora, lo que se conoce como “asistencia de la compañía de seguros” ya que, en realidad, es un servicio subcontratado. Es por eso que lo mejor es utilizar reparadores propios de confianza. 

Por si no conoces a nadie, desde Perea Grup, contamos con reparadores de confianza. Sabemos cómo trabajan y siempre estamos en contacto con ellos. Si necesitas más información o tienes un problema de humedad en tu casa, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

​​¿Qué es un mediador de seguros y en qué os puede ayudar?

Seguro que te sientes tranquil@ teniendo una relación directa con tu compañía de seguros, pues venimos a decirte que esta relación no te proporciona toda la información que necesitas para tomar decisiones acerca de tus seguros. Lo que realmente necesitas para estar tranquil@ es un mediador de seguros, específicamente un corredor de seguros. 

Es por eso, que hoy, desde Perea Grup, vamos a hablar sobre qué es un mediador de seguros y por qué es tan importante para ti. 

¿Qué es un mediador de seguros?

Seguro que el concepto “mediador” ya te da una idea aproximada de lo que puede ser este tipo de profesional, un mediador de seguros es el intermediario entre la compañía y el cliente final. Es un especialista que tiene contratos exclusivos o vinculados y/o colaboraciones con diferentes compañías o con una única, y que conoce todos sus productos. De esta manera, ofrece asesoramiento a sus clientes consiguiendo el mejor servicio según sus necesidades. 

Ahora bien, hay diferentes tipos de mediador, se define según si trabaja con una sola compañía como agente único de compañía, o si trabaja con varias. En dicho caso puede ser agente de seguros vinculado o una correduría de seguros. 

¿Y cuál es la diferencia? Pues la diferencia radica en la relación con la compañía. Los corredores de seguros somos profesionales independientes y los agentes son personal de una compañía de seguros. Por lo tanto, las carteras de clientes de seguros que tienen los agentes únicos, son propiedad de la compañía. A algunos les puede parecer que esto venga a ser lo mismo que hablar con la propia aseguradora, ¿verdad? 

Por ello vamos a centrarnos en los corredores de seguros y cómo podemos servirte de ayuda. 

¿Qué es un corredor de seguros?

Como corredor de seguros, podemos definirnos como un profesional independiente con contratos y colaboraciones con distintas compañías. De este modo, conocemos todos sus productos a la perfección y tenemos un seguido de funciones que se centran en conseguir el bienestar del cliente. 

Las Funciones del corredor de Seguros

Analizamos las necesidades del cliente 

Primero de todo, las corredurías de seguros, analizamos las necesidades del cliente, ¿Qué necesita? ¿Qué le preocupa? ¿En qué le podemos ayudar? Y cuando tenemos las respuestas a estas preguntas, nos dedicamos a buscar la mejor solución o la mejor compañía que pueda ofrecer, una solución de máxima cobertura haciendo frente a sus problemas y necesidades.

Combatimos con las incidencias del cliente

Una función muy importante y que se desconoce normalmente, es que un corredor de seguros, cuando el cliente tiene una incidencia con la aseguradora, también se encarga de ser intérprete del contrato de seguro del cliente. Es decir, analizamos el contrato y te ayudamos a entenderlo y a gestionarlo según el problema.

Además, cuando un cliente tiene un problema con su aseguradora, nos encargamos de toda la gestión de la incidencia con la compañía, ya que conocemos todos sus circuitos específicos, sus tempos, sus plazos de tramitación y  sus interlocutores. De esta manera, conseguimos hacer una gestión mucho más profesional del siniestro colocándonos de tú a tú con tu compañía. 

Entonces, ¿qué pasa si no tienes este mediador de seguros? Como decíamos al principio, puedes verte desprotegido, ya que es la compañía quién ha redactado el contrato, quién tiene que pagar, y quién conoce la letra pequeña del contrato. 

Sin un mediador, no podrás saber si las respuestas o soluciones que quieren darte desde la compañía son correctas o no, o si te afectarán de manera directa. Además, sin conocimientos sobre los canales de la compañía, o sin saber cómo presentar alegaciones o quejas, no podrás luchar por tus derechos ante cualquier problema.

Y eso es lo que también hacemos los corredores de seguros como nosotros, hacer que podáis luchar por vuestros derechos en el contrato con la compañía. 

Controlamos los precios de renovación

Además, controlamos los precios de renovación, ¿por qué? Porque las compañías de seguros hacen subidas de precio en base a criterios distintos como pueden ser los impuestos vinculados, el IPS, o la siniestralidad global. Por ejemplo, si ha habido muchos siniestros de lluvias y han afectado a muchas casas, la compañía puede tener un mal resultado y por lo tanto, hacer una subida de precios en los seguros del hogar.

Nosotros conocemos estas políticas de suscripción de compañías y de renovación de precios, y es por eso que podemos saber el precio de renovación con antelación. Eso hará que tengas posibilidades de renegociar este precio con la compañía o si no te gusta el resultado final, buscar otras compañías de seguro. 

En este ámbito, ¿qué diferencia hay entre un corredor de seguros y un agente único de compañía? Este último, la revisión de precios la hace de forma más limitada porque, como hemos comentado, solo trabaja con una única aseguradora. Los corredores de seguro, en cambio, podemos negociar tanto con tu compañía de seguros o buscar nuevas compañías que se ajusten a tus necesidades.

Además, los mediadores conocemos todos los procesos de las aseguradoras, desde la precontratación, la contratación, hasta el momento del siniestro como la necesidad de hacer un cambio o la anulación. Entonces, te ofrecemos el conocimiento de todos estos circuitos para que todas las gestiones que necesites se hagan de forma más ágil y requieran la mínima molestia o preocupación para ti. 

Trabajamos en diferentes departamentos especializados

La mayoría de corredurías de seguros tenemos diferentes departamentos: 

Departamento especialista en atención al cliente y contratación: se encarga de analizar las necesidades del cliente y encontrar la póliza que se adapta mejor a él. También trabaja en la modificación y anulación de contratos. 

– Departamento específico para gestionar los siniestros: lo hace intermediando entre el cliente final y la compañía para ver cómo se tiene que gestionar el siniestro, qué ha pasado, qué documentación es necesaria, y también controla si la respuesta de la compañía de seguros es correcta y adecuada.

– Departamento de administración: hace el control de los precios de renovación, el control de los recibos, y hace toda la parte de contabilidad y finanzas de la correduría. 

Departamento técnico: gestiona las necesidades de los seguros más técnicos y específicos, normalmente centrados en dar soluciones a las empresas, a las visita y con las que negocia. 

Entonces, ¿en qué me puede ayudar un corredor de seguros?

Podemos encontrar la póliza que mejor se adapte a tus circunstancias personales y a tus necesidades, te encontramos el mejor precio según tus necesidades, te ofrecemos como ayuda, el trámite durante un siniestro y la interpretación del contrato,  te ayudamos en todo el proceso de modificación de las pólizas y lo más importante, te damos un conocimiento integral sobre qué es el sector asegurador. 

Ahora, ¿sigues confiando únicamente en el diálogo entre tú y tu compañía de seguros? Contacta con nosotros para más información y apuesta por una tranquilidad absoluta.

¿En qué consiste la prevención de riesgos laborales?

 

Garantizar la seguridad y la protección de los trabajadores en sus actividades laborales debe ser un aspecto primordial para la  estructura organizativa de cualquier tipo de empresa. Como consecuencia de ello y con el objetivo de adaptarse a las necesidades de las personas y las empresas, surgen cada vez más riesgos que se pueden asegurar. Desde Perea Grup, te contamos en este artículo cuáles son los riesgos que se pueden asegurar y qué características deben cumplir para que esto suceda. 

¿Qué es la prevención y evaluación de riesgos? 

Tal y como mencionamos en nuestro anterior artículo sobre la prevención de riesgos laborales en la construcción, esta, es la disciplina que se encarga de garantizar la seguridad y la seguridad y la salud de los trabajadores durante su jornada laboral.

De este modo, podemos afirmar que la prevención de riesgos laborales engloba todas aquellas actividades o medidas de seguridad adoptadas en una empresa con el fin de reducir o evitar los riesgos derivados del trabajo. Debido a la importancia de la prevención de riesgos, se considera que es un aspecto básico en la actividad de cualquier empresa.

Para poder  planificar la prevención de riesgos, es necesario realizar una evaluación de los posibles riesgos y estimar la magnitud de estos. A través de esta evaluación se podrán conocer y disminuir los riesgos derivados de la actividad productiva para poder establecer las medidas de seguridad necesaria. 

¿Qué servicios ofrecen las empresas de prevención de riesgos laborales? 

Como se ha mencionado, existen empresas especializadas en ofrecer servicios de prevención de riesgos laborales. Además, muchas de estas empresas están focalizadas en diferentes especialidades preventivas dentro del funcionamiento de la empresa. 

A continuación, comentaremos cuáles son las especialidades y los servicios que ofrecen las empresas de prevención de riesgos laborales. 

Seguridad en el trabajo

Uno de los primeros ámbitos en los que trabajan este tipo de empresas es la seguridad en el trabajo. A través de este, se pretende prevenir y evitar posibles accidentes laborales aplicando una serie de procedimientos que permitirán eliminar o reducir las consecuencias del riesgo. 

Concretamente, se desarrollan alguna de las siguientes actividades: 

  • Evaluación del riesgo, planificar las medidas preventivas en función de los riesgos evaluados, llevar un control y un seguimiento de la implementación de dichas medidas. 
  • Implementación de las medidas de protección necesarias para que se pueda llevar a cabo la actividad laboral sin ningún tipo de inconveniente. 
  • Realización de planes de emergencia.
  • Investigación de los accidentes y la efectividad de las medidas preventivas propuestas. 

Higiene industrial

La higiene industrial o salud laboral del lugar de trabajo es otra de las especialidades que abarcan las empresas de prevención de riesgos. El objetivo es prevenir las enfermedades de profesionales  a través del control en los diferentes lugares de trabajo. 

Concretamente, se llevan a cabo las siguientes actividades:

  • Evaluar las modificaciones específicas de agentes físicos, contaminantes y biológicos como el ruido, la iluminación o el uso de productos químicos. 
  • Asesoramiento y explicación sobre la utilización de los equipos de protección. 
  • Formación en los protocolos de higiene. 

Ergonomía y psicosociología 

Finalmente, queremos comentar todas aquellas actividades de prevención llevadas a cabo para prevenir la insatisfacción laboral y las consecuencias de esta. Es necesario tener en cuenta estos aspectos para garantizar que se pueda desarrollar la actividad diaria correctamente. 

  • Evaluar los puestos de trabajo y las características de cada uno de ellos. 
  • Concepción de puestos de trabajo. 
  • Estudio psicosocial. 

¿En qué se diferencian las empresas de prevención de riesgos laborales y las corredurías de seguros?

Actualmente, existen diferentes empresas que realizan actividades relacionadas con la prevención de riesgos, seguros y pólizas. A pesar de que son tipologías de empresas diferentes, pueden causar confusión. Por ello, a continuación explicaremos en qué se diferencian las empresas de prevención de riesgos laborales y las corredurías de seguros. 

Debemos saber que son dos tipos de empresas distintas, ya que, tal y como hemos mencionado anteriormente, las corredurías de seguros actúan como intermediarios entre las compañías aseguradoras y los asegurados.  

De este modo, es importante explicar que las actividades mencionadas anteriormente no son realizadas por las corredurías de seguros, sino que son las empresas especializadas las encargadas de llevarlas a cabo. A pesar de esto, es necesario destacar también que existen algunos riesgos que están vinculados directamente a la actividad empresarial y que por lo tanto, pueden ser asegurados. Podemos decir entonces que las corredurías de seguro externalizan los riesgos en las pólizas de seguro. 

¿Es lo mismo la mutua laboral que la mutua médica? 

Al igual que existen diferencias entre las diferentes tipologías de empresas que hemos mencionado anteriormente, es necesario mencionar también que actualmente también existen diferentes tipologías de mutuas que será necesario conocer. Concretamente, comentaremos las principales diferencias entre una mutua laboral y una médica, ya que, son dos servicios diferentes. 

De esta manera, se entiende que una mutua laboral es aquella asociación privada que ofrece prestaciones médicas para cubrir y gestionar los diferentes riesgos profesionales que pueden sufrir los trabajadores. Las prestaciones que ofrece la mutua de una empresa deben quedar establecidas a pesar de que se consideran que suelen ser médico asistencial, económicas y de recuperación. 

Por otro lado, podemos definir las mutuas médicas como una asociación de empresarios sin ánimo de lucro que pretende colaborar con el sistema médico de la Seguridad Social. Actualmente, las mutuas médicas puede ofrecer una gran cantidad de prestaciones, ya que pueden abarcar distintos ámbitos y problemas sanitarios.

Razones para contratar un seguro de enfermedades graves

Tal y como explicamos en nuestro anterior artículo sobre las coberturas de un seguro de vida, existen diferentes riesgos adicionales que también pueden ser cubiertos a través de un seguro de vida. 

Desde Perea Grup queremos asesorarte para que puedas elegir aquel seguro que más se adapta a tus necesidades, por ello, queremos explicar en el artículo de hoy qué es el seguro de enfermedades graves.

¿Qué es un seguro de enfermedades graves? 

Los seguros de vida se han convertido en una garantía básica para muchas personas, ya que estos, aseguran la indemnización en caso de fallecimiento. Como hemos comentado en otros artículos, un seguro de vida puede ofrecer también una serie de coberturas adicionales entre las cuales se encuentra la indemnización en caso de sufrir una enfermedad grave. De esta manera, algunos seguros de vida cubren también este riesgo adicional aunque, si bien no es lo más común, existe la posibilidad de contratar un seguro específico para cubrir solo enfermedades graves.

Un seguro por enfermedad grave es una póliza que presta cobertura a las personas ante la posibilidad de enfermar y que estas, no puedan desarrollar su actividad normal debido a la enfermedad. Con estos seguros la persona también quedaría cubierta si debido a la enfermedad que sufre no puede desarrollar su trabajo para llevar a cabo su tratamiento médico o ser hospitalizada. Lo que estaríamos asegurando en ambos casos sería una indemnización en caso de que se le diagnosticara al asegurado una enfermedad tipificada como grave.

¿Qué enfermedades graves cubre el seguro?

Es importante tener en cuenta que no todas las enfermedades son consideradas como enfermedad grave y por lo tanto, siempre es necesario revisar las condiciones generales establecidas en la póliza de seguro para saber que tipo de enfermedades cubre el seguro de vida contratado. 

Además de algunos tipos de cáncer, normalmente se considera que patologías que conlleven realizar una intervención quirúrgica como los trasplantes de órganos también son enfermedades graves. 

La Esclerosis Múltiple, el Parkinson, el Alzheimer y otros problemas de salud crónicos pueden considerarse también como enfermedad grave y por lo tanto, también quedarían cubiertas si se contrata un seguro de estas características. 

A pesar de lo comentado, en cualquiera de los casos es necesario confirmar cuáles son realmente las enfermedades cubiertas en la póliza que se quiere contratar, ya que, existen diferentes tipos de seguros que ofrecen coberturas únicamente para unas determinadas enfermedades. De este modo, podemos afirmar que las coberturas de un seguro de enfermedades graves no son genéricas y se debe especificar que tipo de problemas quedan cubiertos y basándonos en qué condiciones.  

¿Por qué debes contratar un seguro de enfermedades graves? 

Tras haber explicado en qué consiste un seguro de enfermedades graves y cuáles son las enfermedades cubiertas, consideramos necesario comentar las razones más importantes por las cuales una persona debe contratar un seguro de enfermedad grave, es decir, las coberturas que este seguro ofrece:

Indemnización

Ya sea como garantía complementaria de los seguros de vida o como póliza específica, una de las principales razones por las cuales se debe contratar un seguro de este tipo es por la ayuda económica que estos proporcionan. 

Los seguros de enfermedades graves se caracterizan por ofrecer una indemnización que permita a la persona poder hacer frente a los gastos que conllevan los tratamientos o los cuidados necesarios para tratar la enfermedad o para mantener su nivel de vida si se queda sin ingresos suficientes por este motivo.

Además, es necesario destacar que no solo se ofrece una indemnización para cubrir los gastos derivados del tratamiento, sino que también, se compensa la ausencia de ingresos provocada por la incapacidad. 

Hospitalización

Otra de las garantías más importantes que ofrece este tipo de seguro y por lo tanto otro de los motivos por los cuales se debería contratar, es que los seguros por enfermedad grave suelen ofrecer también una cobertura de los gastos derivados de la hospitalización en el caso de que esta sea necesaria. 

Incapacidad 

Finalmente y en relación con lo mencionado en los puntos anteriores, es necesario destacar también que muchos seguros de enfermedades graves incluyen coberturas para ofrecer soluciones a las situaciones en las que las personas aseguradas deben interrumpir su actividad laboral debido a la enfermedad. 

 

De este modo, en los seguros por enfermedad grave existen garantías que cubren los casos de incapacidad temporal, permanente total o absoluta. En la primera, se determinará un periodo de cobertura en concreto. En cambio, en la incapacidad permanente total o absoluta se entiende que la persona no podrá llevar a cabo su trabajo debido a unas secuelas, y por ello, se ofrecerá a la persona afectada una indemnización.  

¿Cuáles son los límites de los seguros de enfermedades graves?

Para finalizar este artículo, consideramos mencionar también cuáles son los límites que presentan los seguros de enfermedades graves.

Enfermedades cubiertas

Tal y como hemos mencionado anteriormente, cada póliza de seguro determina las enfermedades que son consideradas como graves y por lo tanto, esta es una de las limitaciones más importantes a tener en cuenta. 

Edad

Además de las enfermedades cubiertas, es necesario tener en cuenta la edad del asegurado, ya que actualmente, muchas compañías limitan también la edad para poder contratar este tipo de coberturas. 

Desde Perea Grup te asesoramos sobre los riesgos más importantes para que puedas seleccionar el mejor seguro de vida para ti y las personas más importantes. No dudes en contactarnos a través de nuestra página web o mediante nuestro correo electrónico

¿Para qué sirve el lucro cesante en mi seguro?

Es posible que hayas escuchado hablar sobre una cobertura llamada como lucro cesante, y es que esta, se ha convertido en una de las garantías más interesantes tanto para negocios como autónomos, ya que tiene como objetivo principal cubrir la pérdida de los beneficios de tu negocio en caso de siniestro. 

Desde Perea Grup ofrecemos seguros también para los comercios y las empresas y es por ello, que consideramos necesario comentar en este artículo la información más relevante sobre el lucro cesante.  

¿Qué es el lucro cesante? 

El lucro cesante es el término que se utiliza para definir la ganancia que una persona deja de obtener debido a los daños y perjuicios que pueda sufrir. De esta manera, se considera que el lucro cesante indica la diferencia entre los beneficios económicos que la persona afectada podría haber recibido y lo que realmente ha recibido. 

Es importante mencionar que tal y como se establece en el artículo 1.106 del Código Civil, el lucro cesante no solo hace referencia a los perjuicios generados en el momento, sino que también, se incluyen los posibles daños ocasionados en un futuro. 

Diferencias entre lucro cesante y daño emergente

Cuando hacemos referencia al lucro cesante es posible que este se confunda con otro término conocido como el daño emergente. 

Es importante no confundir la pérdida de beneficios como consecuencia de un siniestro con el daño directo causado por este. De este modo, podemos afirmar que el daño hace referencia al valor de la pérdida que hayan sufrido.

A diferencia del daño emergente, se considera que en muchas de las ocasiones el lucro cesante es un concepto difícilmente cuantificable, ya que se establece en función de los ingresos que se van a dejar de obtener y por lo tanto, se debe demostrar que existe una relación directa entre el daño generado y el dejar recibir unas ganancias económicas derivadas de la misma actividad laboral. 

Para facilitar la cuantificación de este daño cuando se produce, las aseguradoras han simplificado su forma de aseguramiento para que así, ambas partes, tengan claro como contabilizar la pérdida cuando ocurre. Se puede asegurar esta garantía teniendo en cuenta un límite de pérdida económica diaria, o bien por el margen bruto anual o por los gastos permanentes de la empresa. También se puede elegir el límite temporal sobre el que queremos que se extienda la cobertura (3, 6, 12 meses…). Cada negocio debe decidir qué modalidad de aseguramiento que les es más favorable tener contratado. Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactarnos. Como especialistas, te informaremos sobre la mejor cobertura para tus necesidades. 

¿Cuál es la función del lucro cesante en un seguro? 

Contratar en un seguro la cobertura del lucro cesante permitirá que la empresa afectada pueda ser indemnizada por la pérdida de los beneficios económicos derivados de un siniestro. 

El principal objetivo de incluir el lucro cesante en un seguro es garantizar minimizar la pérdida de beneficios en caso de siniestro. Es decir, el objetivo es poder mantener el mismo nivel de ingresos necesarios para que se pueda garantizar el mantenimiento de la actividad de la empresa y que esta, no se vea perjudicada por un hecho accidental. 

Por ello, el funcionamiento de la cobertura es muy sencillo: en aquellos casos en los que se produzca una pérdida económica por prejuicios y daños, el siniestro quedará cubierto por el seguro contratado. 

Es importante mencionar que hay que tener en cuenta que la cobertura de pérdida de los beneficios siempre se vincula a la garantía existente en otra póliza. Es decir, solo se garantiza esta cobertura en el caso de que ocurra un siniestro y este, sea cubierto por la póliza. Además, se debe tener en cuenta también que no todas las pólizas ofrecen una cobertura vinculada a todos los siniestros. De este modo, puede ser que el seguro tenga contratada la pérdida de beneficios en caso de incendio pero no en caso de un siniestro producido por un robo o daños causados por agua. 

Es importante mencionar que las coberturas que ofrece el lucro cesante pueden contratarse de manera independiente o pueden estar vinculadas a otra póliza de seguro ya contratada. Una modalidad de seguro de lucro cesante es el seguro de pérdida de beneficios a consecuencia de la paralización de la empresa.

Requisitos del lucro cesante 

Para finalizar este artículo, consideramos necesario comentar cuáles son los requisitos del lucro cesante, ya que, tal y como hemos mencionado anteriormente, es un concepto difícil de cuantificar. 

Es importante tener en cuenta que para que se lleve a cabo la indemnización por lucro cesante, será necesario que el lucro cesante sea reclamado por el perjudicado, es decir, por la víctima del daño. Además, para poder determinar que existe el lucro cesante, será necesario cumplir algunas condiciones y acreditarlo correctamente con la documentación correspondiente ante el perito designado por la compañía de seguros

Prueba del perjuicio

Se deben probar los beneficios concretos que la persona perjudicada debería haber recibido y que dejó de hacerlo por un hecho en concreto. El lucro cesante tiene en cuenta cómo podrían haberse producido los beneficios en el caso de que nunca se hubiera producido el daño. 

Nexo causal entre el acto dañoso y el beneficio dejado de percibir 

Finalmente, tal y como hemos mencionado a lo largo del artículo, será necesario que se pruebe que existe una relación de causalidad entre la acción dañosa y la persona perjudicada. 

Tras haber mencionado la información importante, seguramente hayas podido observar que el lucro cesante es un tema complejo y que difícilmente se puede concretar únicamente a través de un artículo. En caso de duda nuestro equipo técnico estará encantado de ampliar la información aquí descrita y te ayudará a valorar qué opción es más conveniente para tu negocio.